Buscar
  • MARIA MARQUÈS - NURAYOGA

Yoga para deportistas

Actualizado: 3 may 2020

En estos últimos años ha ido cogiendo fuerza el estilo de vida saludable. Cada vez son más las personas que deciden practicar deporte a diario a pesar de vivir en una sociedad sedentaria, o de elegir una alimentación saludable a pesar de vivir rodeados de comida poco saludable. No podemos poner en duda que la decisión de movernos y alimentarnos de forma saludable es una buena elección, pero como pasa con todo en esta vida, a veces nos pasamos.


Una de mis frases preferidas es "todo está bien mientras esté en equilibrio". Creo que no hace falta ser ningún experto para pensar que cualquier cosa que nos lleve a extremos, agotando nuestro cuerpo y nuestra mente sólo nos va a perjudicar (sino a corto plazo, si a largo plazo). Muchos deportistas buscan cada día su propio límite; algo positivo en cuanto al deseo de superación, de salir de nuestra zona de confort, de ser nuestra mejor versión, pero es necesario perjudicarnos a nivel físico y mental para indagar en esos límites? Mi opinión es que no. En absoluto. Y aquí es donde aparece el Yoga.

El Yoga puede llegar a ser una disciplina altamente demandante y agotadora físicamente, pero si seguimos uno de sus pilares fundamentales, deberíamos estar siempre en equilibrio y trabajando dentro de unos parámetros seguros. El yoga nos pide que investiguemos e indaguemos en lo más profundo de nuestro interior durante cada práctica, nos invita a que dejemos el ego a un lado y nos centremos en nosotros, en como nos sentimos en cada postura, a través de cada respiración, avanzando y buscando los límites de una forma segura y honesta.

Por ese motivo el yoga se convierte en un gran aliado del deporte, no solo por todos los beneficios físicos que se explican a continuación, sino por esa dosis de equilibrio que nos aporta en relación a nuestra práctica deportiva. Si el running es nuestro ying, el yoga será nuestro yang. Las bases del yoga podemos extrapolarlas a nuestra práctica de deporte diaria, haciéndola más consciente y más segura.


En cuanto a los beneficios físicos, una de las mayores ventajas que puede aportarnos el yoga es la mejora de la flexibilidad. Son muchos los beneficios de contar con una buena flexibilidad, no solo como corredores o deportistas, sino también en nuestro día a día.


  • Nuestros músculos se recuperan más deprisa porque aumenta nuestro riego sanguíneo

  • Reducimos la probabilidad de padecer una lesión muscular y/o articular

  • Realizamos zancadas más largas por lo que podemos ser más rápidos

  • Disminuimos la rigidez muscular y mejoramos nuestra postura al correr

  • Aumentamos la coordinación neuromuscular y nuestra eficiencia muscular

  • Mejoramos la amplitud de movimiento logrando movimientos más naturales

  • Nos ayuda a potenciar otras cualidades como la fuerza, la resistencia y la velocidad

  • Reforzamos la propiocepción i el conocimiento de nuestro propio cuerpo

En definitiva, una mejor flexibilidad supone: músculos, tendones y articulaciones más fuertes y resistentes, mayor amplitud de movimiento, mayor agilidad, mayor rendimiento y menor probabilidad de lesionarse.


No es necesario dedicar muchas horas al yoga. Empieza con sesiones de 15 o 20 minutos después de tu entreno, si es posible sesiones enfocadas a deportistas y a la recuperación.


¿Te animas?


48 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo